Ningun conocimiento se nos da si no existe en nosotros la voluntad de conocer, ninguna droga nos salva si no queremos ser salvados.


"La experiencia más hermosa que podemos tener es lo misterioso. Es la emoción fundamental de la que
nace todo arte y ciencia verdaderos. Quien no la conozca y ya no pueda sorprenderse ni maravillarse, es
como si estuviera muerto y sus ojos estuvieran cerrados"

"Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga.
Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito.
Nada debes aceptar, sin previo discernirlo.
Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no.
¡Investiga!"


domingo, 30 de noviembre de 2014

La realidad del Antakarana

El trabajo que realizan todas las Escuelas de Misterios está básicamente delineado en una serie de técnicas que, paso a paso, han de seguir los neófitos para lograr la construcción y consolidación del Antakarana. A Través de la realización de estas técnicas, el individuo logra el contacto de su aspecto humano con su parte Divina, dando como resultado la Unión del aspecto personal y microcósmico, con la parte trascendente y por tanto macrocósmica de su Ser. Una vez lograda ésta unión, el proceso de realización del Antakarana se culmina solo a través de esa síntesis y fusión que de forma simpática y armónica, ha de incluir al yo inferior y personal, en el Yo Superior y Espiritual.



Las diferentes técnicas que utilizan éstas escuelas para lograr éste fin de síntesis se basan principalmente en la autodisciplina, en la visualización, etc., técnicas encaminadas a capacitar al individuo a prepararse para ser un canal cada vez mejor para el discurrir de la fuerzas y energías del Logos, en aras del amor y el servicio a todos los seres de la Creación.

La exposición de acontecimientos cronológicos que sobre éste hecho del Antakarana se detallan a continuación, y que aún sin que tengan que coincidir lógicamente en el mismo orden siempre, ha sido útil en ése intento de clarificación y concreción individual de ese algo subjetivo que todos, de alguna forma, echamos al realizar cualquier trabajo interno de este tipo, consiguiendo así asimilar la parte positiva y trascendente de cualquier atisbo, por pequeño que sea, de esa Realidad que a todos nos envuelve y que a todos nos afecta.

Según la Ciencia Oculta, el Antakarana es ese hilo de luz dorada que une el alma a la personalidad, la mente superior a la mente inferior, estableciendo esa continuidad de conciencia, o vía de comunicación que establece de forma consciente el alma con la mente y el cerebro del hombre.

El estudio y la realización consciente del Antakarana en el ser humano, es el más importante y sugestivo intento que puede realizar el hombre en su constante proceso de realización interna, es el resultado lógico e ineludible que posee la Ley de la Evolución Universal en su manifestación en todos los planos y niveles existenciales de la Naturaleza, cuando al hacer contacto en el ser humano hace surgir de lo más profundo de su corazón, ese impulso y afán supremos por lograr la comprensión y unión con su Yo Superior y con la Divinidad.

La realización del Antakarana marca un hecho crucial en la vida, en la conciencia y en la personalidad del aspirante al Sendero a través de la interna conexión que establece la mente superior con la mente inferior, Esta conexión, hace que se establezca de forma consciente el contacto del mundo físico de los efectos de la vida cotidiana con el mundo de las causas que los producen.

El ser que llega a esta fase de su existencia, vive siente y se hace uno con toda la Creación. Llega a comprender y a saber por propia experiencia el verdadero significado de lo que es en realidad la Hermandad y la Fraternidad Universal.

En un principio, el hombre, inconscientemente, comienza a construir el Antakarana sólo a través de las múltiples experiencias en el plano físico, de los errores, de los sacrificios y de las renunciaciones que debe soportar como consecuencia de la aplicación de la Ley del Karma. Sin darse cuenta va creando y construyendo, paulatinamente, este sutratma o puente interno de iridiscente Luz, que le hace establecer contacto y ser consciente de su propia alma del Alma Universal y del Alma de todos los seres.

Cuando ha alcanzado un cierto grado de integración espiritual descubre que, por medio de la meditación, puede acelerar el proceso de construcción del Antakarana, y por lo tanto de la unión con su alma. En el proceso meditativo modela y construye ese puente de luz que comunica la mente concreta (rupa), con la mente abstracta (arupa). Este puente de Luz es el Antakarana que, a semejanza de cordón umbilical, enlaza la tríada inferior (mente concreta, cuerpo astral y cuerpo físico-etérico), con la tríada superior (atma, buddhi, y mente abstracta), haciendo posible que el hombre despierte a la Realidad Espiritual.

Dice uno de los Maestros que: "A través del Raja -Yoga, la mente será conocida como instrumento del alma y el medio por el cual el cerebro del aspirante se iluminará y adquirirá conocimiento de todo aquello que concierne al reino del espíritu."

A través de la meditación y de la abstracción, de la purificación de su mecanismo kamamanásico, (resultado de la práctica de la impersonalidad), de la plena confianza que deposita en sí mismo y del total convencimiento de que los pasos que está dando son los correctos, el aspirante consigue su objetivo.

Partiendo de la premisa de que el control de sí mismo, la práctica de la impersonalidad y el servicio altruista, son elementos imprescindibles y previos para este acercamiento consciente de la personalidad hacia el Yo Superior, la meditación entra en este contexto como un elemento clave e insustituible para la rápida ejecución de éste feliz y trascendente encuentro de lo humano con lo Divino. El hecho de este reconocimiento interno en la vida de cualquier ser, marca de forma positiva y tangible su presente y futura proyección evolutiva.

Del estudio y de los resultados que conlleva la construcción del Antakarana en la conciencia del hombre, se pueden extraer algunas consideraciones ocultas importantes, si las contemplamos bajo una doble perspectiva. :

1. Individual
2. Grupal

Dentro del aspecto personal o individual, se pueden observar algunos datos de interés a través de las siguientes relaciones y consecuencias:

1. (a) Alineamiento y contacto con el Yo Superior.
1. (b) Purificación y transmutación de los vehículos.
1. (c) Contacto con Buddhi, (Intuición-Sabiduría)
1. (d) Manifestación del Amor
1. (e) Contacto con energías y entidades elevadas
1. (f) La parte del Gran Plan que le corresponde desempeñar.
1. (g) Los Arquetipos Divinos en el Servicio mundial
1. (h) Exteriorización de las potencialidades y cualidades del alma.

1. (a) El acercamiento y los contactos que al principio de la evolución de cualquier ser establecen el alma y la personalidad son lógicamente poco frecuentes, esporádicos e imprecisos, difícilmente reconocidos por el hombre en el estado de vigilia. El hombre solamente es capaz de registrar y de responder a las lentas y grotescas vibraciones de los sentidos físicos.

Los escasos encuentros con su alma solamente son detectados en los momentos de intensa aspiración, de recogimiento interno y también durante las diversas fases de crisis que tienen lugar en su vida. El alma, a través de estos esporádicos contactos crea, lenta y eficazmente, el camino que en forma de hilo de sutilísima y transparente luz ilumina y trasmite su presencia e influye cada vez con mayor intensidad y frecuencia a la personalidad.

El alma establece así ese contacto consciente y largamente esperado a través de la unión que propicia el Antakarana, comenzando la personalidad a tener acceso a esos estados o niveles de conciencia, donde reside y surge el Conocimiento y la Sabiduría Suprema que deberá ir asimilando durante todo el proceso evolutivo en nuestro mundo para ir capacitándose cada vez con mayor precisión y eficacia en su trabajo interno y de Servicio Universal.

Es por la práctica del Servicio hacia todos los seres, de la introspección y de la práctica de la meditación como éste Camino de Luz se va ensanchando. Cada vez el alma alcanza a iluminar una mayor zona de la personalidad. El alma comienza a hacerse tangible en cualquier tipo de manifestación, ya sea interna o externa, en la personalidad.

Llega con el tiempo a ser tan amplio y abarcante este puente de Luz, que el áurea magnética que proyectan todos los vehículos llega a ser la viva expresión del alma. El alma logra fusionarse de tal manera con todos los vehículos que llegan a formar una sólida y activa realidad Causal.

El alma llega a vivir, a respirar y a expresarse plenamente a través de los átomos, moléculas y células de cada uno de los vehículos de la personalidad. La alineación alma, mente y cerebro funcionan al unísono, como una sola unidad de conciencia. El ser humano llega así a convertirse en un maestro de perfección, de compasión y de Sabiduría.

1. (b) La purificación de los vehículos surge como consecuencia de la autodisciplina, admitida y realizada de forma unilateral y consciente. Por la puesta en práctica de las cualidades y potencialidades del alma que, cada vez con más frecuencia, se expresan a través de la personalidad, los elementos energéticos negativos constitutivos de los vehículos periódicos del hombre se desprenden siendo atraídos y sustituidos, a su vez, por otros elementos energéticos más sutiles, potencialmente radiactivos y altamente vibrantes.

Este proceso se ve realizado, dada la enérgica invocación que en forma de potente aspiración espiritual efectúa la personalidad hacia el alma, dando lugar a que, a su vez, el alma evoque hacia la personalidad su inspiración en forma de arquetipos, cualidades y energías, utilizando el Antakarana como medio de comunicación y de interrelación.

Este proceso de purificación y de unificación integral de la personalidad que tiene el Antakarana como vía de comunicación e interrelación con su alma, da origen a un alineamiento y pulsante sincronismo energético de los vehículos inferiores con el Yo Superior, generándose en todos ellos una transmutación alquímica global, (la sustitución de las imperfecciones que en forma de vicios y deficiencias son propias de la personalidad, por las virtudes y potencialidades propias del alma), logrando así una transparencia sutil en dichos vehículos que desembocarán en un rápido y exacto intercambio y manifestación de lo superior en lo inferior, dando lugar a su vez también, a una expansión y ampliación del grado de influencia de su particular círculo no-se-pasa-, dotando a todo el Ser de un grado de sensibilidad, o sea, de esa capacidad de percibir, de sentir y de responder conscientemente a cualquier grado y tipo de energía en el medio donde evoluciona y se relaciona, principalmente con los seres a los que está kármicamente unido.

1. (c) La unión cada vez más intensa y consciente del hombre con su Yo Superior, hace que Buddhi transmita vía cerebro a la personalidad, la Intuición Sabiduría, con una más amplia y precisa información sobre la Realidad Absoluta.

Esos contactos esporádicos de Budhhi con la personalidad que en un principio se efectúan como rápidos destellos de forma circunstancial, se transforman posteriormente en una comunicación y unificación casi permanente de esa dos Realidades, la Divina y la Humana.

El hombre comienza a ser consciente y a actuar en forma simultánea en los diferentes estados o niveles de la Realidad, desarrollando paulatinamente una continuidad de consciencia que difícilmente encuentra separaciones o interrupciones de percepción entre éstas dos polaridades, la del mundo espiritual y la del mundo humano. Llega a hacerse uno con Budhhi, y por este medio alcanza la Sabiduría y la Unidad con todos los seres de la Creación.

Llega a ser y a formar parte consciente de esa Realidad Interna que se denomina Comunión de Almas, primero a través del Contacto (Servicio), después a través de la Unión (Identificación), y posteriormente, a través de esa Fusión (Sublimación), de sí mismo con todos los Seres y de su Espíritu con el Espíritu de todos los Seres.

La heterogeneidad y, a la vez, la homogeneidad de las distintas y diferentes conciencias que abarca y contiene la Manifestación del Logos en Su Sistema, son para él (según su estado de evolución y, por tanto de sensibilidad y de percepción,) por propia experiencia, algo tangible y natural.

1. (d) Con el paulatino aumento del grado de Pureza y de Sensibilidad en todos los vehículos, el hombre consigue que en todos los niveles donde evoluciona, exprese con más fuerza e intensidad el Amor, esa Realidad Magnética que le engarza a todas las Conciencias como si se tratara de la suya propia. El Amor (que hace una labor similar a la del Antakarana con el Alma y la Personalidad) propicia el camino por donde confluyen y se unen en el alma, la Mónada (el Espíritu), y la personalidad (la Materia). Siendo ahí, en el Alma, donde la Mónada se vuelve sensible, experimenta y evoluciona.

Todas éstas experiencias que experimenta la Mónada, quedan para siempre registradas y almacenadas en ésos sutilísimos y especializados Átomos Permanentes, que vienen a ser la Memoria Atávica a través de la cuál quedan almacenadas de forma indeleble todas las experiencias de los distintos planos donde evoluciona y se manifiesta la Mónada, pudiendo así, de ésta forma más abarcante e incluyente a través de la edades, para, llegado el momento, pasar de ser la chispa de la Gran Llama misma y en el Radiante Sol de un futuro Universo.

1. (e) El Antakarana hace posible obtener un mayor grado de consciencia, sobre todo de ésos espacios sutiles donde se generan y distribuyen esas leyes universales que son la voluntad y expresión del Plan del Logos hacia los planos inferiores. En estos niveles, los Grandes Intérpretes y Realizadores de este Gran Plan, son la Jerarquía planetaria y las elevadas entidades dévicas que, en forma conjunta y en colaboración con los seres humanos, materializan en el plano físico los designios evolutivos del Logos.

Cuando existe un alto grado de integración espiritual es posible entrar en contacto con alguna de estas elevadas entidades, consiguiendo así una mayor y más completa coparticipación en importantes actividades y trabajos internos de resultados grupales y colectivos trascendentes, con el consiguiente beneficio que, a nivel existencial y kármico, reporta la aproximación y relación con la radiante aura magnética de cualquiera de estos Grandes Seres.

1. (f) Como resultado de esta aproximación, (estos contactos y estas relaciones cada vez más frecuentes en los elevados niveles de la Realidad,) la personalidad establece, con su alma y con Buddhi, una comunión de ideas, de intenciones y de realizaciones, que le hace posible llegar a visualizar, a comprender, a sentir y a saber, la parte del Gran Plan que a nivel particular le toca desempeñar en el momento presente y quizás en un próximo futuro. Se anticipa en el tiempo a esos grandes acontecimientos que han de marcar de forma indeleble los grandes avances de la humanidad, tanto tecnológicos, como científicos, filosóficos, religiosos y espirituales. Llega también a visualizar el Prototipo de la Sociedad y del Hombre de las próximas y más lejanas generaciones.

1. (g) La creación del Antakarana desencadena, a su vez, una más profunda y eficaz meditación y abstracción hacia los planos Superiores. Se hacen asequibles a la conciencia del ser, los grandes Arquetipos, los Patrones sobre los que se han de gestar éstos grandes e importantes cambios Universales que engloban, como es de suponer, a los seres de todos los reinos, pero principalmente al reino humano, el centro de atención actual sobre el que está enfocada la Conciencia del Logos.

El hombre llega a sentir, a ver y a comprender esa Verdad que está detrás de estas Representaciones Modélicas, lo que son y lo que expresan, ya sea como símbolos tangibles resultado de una bien definida intención Logoica, o también como resultado de la confluencia y condensación geométrica de energías y fuerzas puestas en perfecta actividad armónica por la Divinidad para llevar a cabo y felizmente Su Proyecto evolucionante hacia todos los niveles de Su Creación Multidimensional.

1. (h) Como resultado del contacto, unión posterior y, finalmente, fusión del alma en la personalidad, todos los propósitos, intenciones, cualidades y potencialidades del alma, se proyectan y manifiestan a través de los transparentes ropajes de los vehículos de la personalidad caracterizados, (en éste caso,) como precisos y perfectos canales de transparente y armoniosa luz, que reflejan con natural precisión esos impulsos monádicos que, a través del Cuerpo Causal, hacen estremecer y vibrar a todo el Ser al unísono con toda la Creación.

En lo referente al otro aspecto, el de Relación o Grupal, se encuentran aquellos que están en línea directa con los seres a los que está unido por lazos kármicos, de los que se pueden destacar:

2. (a) Su familia (esposa e hijos).
2. (b) Sus Hermanos Espirituales (Su Grupo Interno).
2. (c) Su Grupo Social (familiares, amistades, etc).
2. (d) Su localidad, su nación, el mundo.

2. (a) Indudablemente, la construcción del Antakarana y el acercamiento al Yo Superior trae, a su vez, un mayor grado de responsabilidad, en especial en lo referente a su familia, (su esposa e hijos), que son los que de forma más efectiva deben beneficiarse (por expresarlo de alguna forma), de la mutua relación y contacto áurico-energéticos . Como resultado de ésta convivencia interna y de relación, todo el grupo familiar, como un todo armónico y homogéneo, se eleva a un mayor nivel de integración, de estabilidad y de sintonía espiritual.

El grado, la importancia y los resultados obtenidos de esta relación interpersonal, y espiritual dentro del núcleo familiar, dependerán de cada uno de los elementos de la unidad familiar. No obstante, en el peor de los casos, queda plantada la semilla de la reorientación espiritual, cuyo impulso al germinar, generará en un futuro más o menos lejano, los nuevos reajustes existenciales y de aproximación hacia los principios, pensamientos, sentimientos y actitudes trascendentes que en sus 'respectivas existencias ', harán que se manifiesten, sin duda con todo ímpetu y esplendor, las cualidades y potencialidades del alma, cuando la personalidad en esos momentos de recogimiento e introspección interna oiga desde la Cámara Secreta situada en el centro de su corazón, la Voz de su Alma, esa Voz que cíclicamente, desde el principio se manifiesta en su ser, apremiándole a que despierte del estado de somnolencia, de oscuridad y de espejismo en que se encuentra, haciéndole abrir los ojos, a esa otra Realidad consciente y plena de Luz y Conocimiento Universal.

2. (b) Otro grupo que también se ve afectado por éste acercamiento Causal en la vida interna del ser, es el grupo de Hermanos Espirituales con los que está unido internamente y externamente y con los que contribuye activamente en el Servicio Grupal, y Mundial.

Esta singularidad da origen a la creación de esa atmósfera de armonía y de sintonía simpática en el Grupo, tan necesarios para que se pueda desarrollar con toda normalidad cualquier tipo de actividad interna y trascendente. Si todos los componentes del Grupo, están en similares condiciones en relación a su Yo Superior, entonces el trabajo que se vaya a realizar en cualquiera de los niveles de la Realización será mucho más efectivo y duradero.

2. (c) El otro grupo que también se ve afectado por los lazos de relación y convivencia kármicos es el que está constituido por el resto de familiares, amigos, y demás personas que componen su círculo social con los que convive y con los que está en contacto durante un cierto tiempo. De alguna manera, la proximidad y contacto personal con estos seres repercute en sus personalidad y en sus vehículos de manifestación periódica, dotándolas de un atractivo, simpático y activo impulso espiritual.

2. (d) Por último, otra asociación adquirida a través de ciertos compromisos kármicos, originados y engarzados anteriormente en otras existencias le crea el Deber de ser útil y de Servir, en la medida de sus posibilidades, a la evolución y engrandecimiento moral, científico, religioso y espiritual de su ciudad, su país y del mundo.

El Antakarana proporciona también esa adaptabilidad Interna en el hombre ante las exigencias de los nuevos tiempos y a las nuevas ideas y conceptos representativos de la Realidad.

El Antakarana. hace aflorar también en el ser, la sensibilidad a las corrientes de las nuevas energías y arquetipos que comienzan a circular por el mundo y que son el anuncio del inicio de una nueva era, de nuevos modelos de sociedad y de nuevas y trascendentes relaciones entre los seres.

El Antakarana, hace fluir en el ser humano una amplia y bien definida visión de los Planos Superiores. Le hace comprender internamente que su mente no debe circunscribirse sólo al mundo inmediato donde vive, sino que debe poseer esa cualidad de penetración y de síntesis, de amplio espectro abarcante, capaz de captar lenta y muy sutilmente cualquier situación, dotándola de esa sabia asimilación y reconocimiento interno que le hace distinguir lo verdadero de lo falso, lo real de lo irreal, el Discernimiento tan necesario para llevar a feliz término su labor de Servicio Universal.

1 comentario:

Tu comentario aquí